miércoles, 28 de abril de 2010

TODOS LOS AFECTADOS A MADRID EL DIA 8

Estimados compañeros:

Para aquellos de vosotros que aún dudais de vuestra participación el próximo 8 de Mayo en la MANIFESTACION de Madrid, quisiéramos haceros algunas consideraciones:

· Debemos ser conscientes de que tenemos razón y tenemos razones para seguir peleando y exigiendo que se repare el daño que nos han infringido. El daño, además del económico, es moral, al habernos desposeído de nuestros ahorros y presentarnos a la sociedad como listillos, incultos y aprovechados, lo que nos ha dejado desde el primer momento de la intervención en una indefensión total y absoluta frente al aparato del Estado.

· “El Estado de Derecho es pura ironía”. El poder judicial, en lo fundamental, está al servicio del ejecutivo. No es de recibo que la sentencia de la AN de Febrero, califique la actividad de las empresas como mercantiles, y que los clientes seamos potencialmente delincuentes, al calificarnos como colaboradores necesarios. Es un bochorno que las víctimas pasemos a ser presuntos delincuentes. !!!

· Esta es la realidad judicial que se vive en el Estado español. El que se pueda hacer justicia en un caso, no depende de los hechos probados y argumentos jurídicos, sino de la presión que pueda ejercer el ejecutivo sobre el magistrado ó magistrados que toquen en suerte y el interés que el ejecutivo tenga en el asunto. Esta reflexión, desgraciadamente, vale para cualquier asunto, no sólo para Afinsa y Forum. Si alguien cree ó piensa que está a salvo, se equivoca. Ciertamente, la situación es de suma gravedad.

· En este momento la situación es difícil, complicada, no lo vamos a negar. Los políticos tienen la coartada de la sentencia de la AN para no buscar soluciones (porque ellos “respetan” las sentencias”, las mismas que el Gobierno presuntamente redacta). Sin entrar al fondo, si uno está de acuerdo ó no. No hay sentencia, mientras que aquella no avale lo que el Gobierno quiere que diga la sentencia. Y hablamos del más alto tribunal del Estado.

· En nuestro caso, lo judicial paralizado en lo penal y politizado en el contencioso, con una credibilidad ínfima.

· Tal y como están las cosas, debemos redoblar los esfuerzos para influir como grupo de presión. Esto es fácil decir, pero muy difícil hacer, porque supone un esfuerzo grande y unir fuerzas. Aun siendo difícil, esto sólo depende de nosotros y nosotras, sin echar la culpa a nadie más.

· Y es que en lo social somos invisibles en la sociedad. Los afectados nos agrupamos en muchas asociaciones, disgregadas y en ocasiones con relaciones frías o inexistentes.

· Ante esta situación, y si tenemos una posibilidad de resolución satisfactoria de nuestro problema, es a través de la unidad del mayor número de afectados. En este momento tenemos que destacar lo esencial que nos une, y dejar de lado las diferencias. Tenemos que pensar que unas cosas son importantes, pero hay otras esenciales. Esencial en dos puntos y como denominador común:

1. Recuperar nuestros ahorros
2. El Estado es responsable, por acción u omisión.

· A partir de estas dos premisas hay que volver a intentar la unidad de acción. Otras cuestiones hay que dejar aparcadas, porque de nada sirve centrarnos en la diferencia, cuando estamos de acuerdo en lo esencial. Y esto lo tenemos que tener en cuenta en las acciones que llevemos a cabo. Es la única posibilidad que tenemos de influir en la clase política y cambiar la visión de la sociedad.

· Porque a estas alturas de la película, sabemos que ya no es cuestión de velocidad, sino de rumbo. En los primeros meses, teníamos la esperanza de una rápida solución. Ahora sabemos que la solución no se va a dar a corto plazo, por lo que la velocidad es relativa. Lo que sí tenemos que poner es el rumbo y todos y todas remar en esa misma dirección.

· Y necesitamos iniciativas para dejar de ser invisibles. Hay que desterrar protagonismos extraños, porque de lo que se trata es de tener repercusión social, porque lo único que pretendemos es dar un paso más en la recuperación de nuestros ahorros. Lo UNICO. No es cuestión de tamaño, sino de voluntad para llevar a cabo las acciones, sumando voluntades y que podamos ser capaces de dar la vuelta a la tortilla. Es cuestión de tener fe en lo que se hace y el convencimiento de que vamos a ganar. Organización y acción.

· Es cierto que los medios de comunicación nos silencian. Pero también es cierto que quizás no hagamos lo suficiente para poner nuestro problema en primer orden. No siempre hay que echar la culpa a los demás. Todos tenemos que asumir nuestra parte de responsabilidad e intentar cambiar las cosas. Y si no es así, lo mejor es que nos vayamos a casa, y que otros decidan por nosotros y nosotras que va a ocurrir con nuestros ahorros.

· Karlos Marx, cuando hablaba de la clase obrera proletaria, hacía el distingo entre “clase en sí y clase para sí”. Somos 469.000 afectados, en sí, pero ¿cuántos afectados para sí? ¿cuántos tienen conciencia de que pueden cambiar el rumbo de las cosas?

· Pasados cuatro años, tenemos que ser capaces de hacer cambiar esa imagen, no sólo en lo que proyectamos a la propia sociedad, sino incluso con algunos y algunas de los afectados, al sentirse culpables de la inversión que realizaron; en una especie de “síndrome de Estocolmo” edificado por el Gobierno y expandido por los medios de comunicación afines.


Compañeros y compañeras, el día 8 de Mayo nos vemos en las calles de Madrid, una vez más, y las que hagan falta, para activar la conciencia de los afectados y afectadas y nos haga ser visibles ante la sociedad.


CEAFFA – FAF - FPB